LAURA PASTOR SÁNCHEZ

  • Diplomada en fisioterapia.
  • Especializada en uroginecología, obstetricia y fisiosexología.
  • Experta universitaria en salud sexual e intervención educativa.
  • Experta universitaria en psiconeuroinmunología clínica.
  • Fisioterapeuta y docente en el Institut d'Estudis de la Sexualitat i la Parella en Barcelona.
  • Docente en diversos cursos de máster, postgrado y formación avanzada para profesionales de la salud.
  • Autora del blog En Forma Por Dentro, sobre salud sexual y fisioterapia uroginecológica.
  • Actualmente ejerzo mi profesión combinando la atención clínica al paciente con la docencia para profesionales en el ámbito de la fisioterapia y la psicología, así como la colaboración en talleres para la promoción de la salud sexual y pelviperineal, dedicados al público en general.

RESUMEN DE SU INTERVENCIÓN

La atrofia vaginal conlleva adelgazamiento, sequedad e inflamación de las paredes y mucosas vaginales debido al descenso de estrógenos propio de la menopausia. Para muchas mujeres, la atrofia vaginal hace que las relaciones sexuales sean dolorosas y, además, provoca síntomas urinarios que afectan a la calidad de vida.
Sin embargo, la atrofia vaginal no debe asumirse y entenderse como el fin de la vida sexual o el confort urogenital. Entender la menopausia como una fase más del ciclo hormonal de la mujer y conocer el amplio abanico de abordajes para estos síntomas, es fundamental para garantizar la continuidad del placer sexual y la salud pelviperineal.

Top